Puerto Marina Rubicón

Angel López Jubete

En un enclave privilegiado, al sur de la isla de Lanzarote, entre el monumento natural de los Ajaches y Playa Blanca, se encuentra situado el moderno puerto deportivo Marina Rubicón.
En este magnífico entorno, en el corazón del centro turístico de Playa Blanca y beneficiándose de la suavidad climática de la zona, se encuentra Marina Rubicón que , desde su inauguración en el año 2003, ha ido complementando y mejorando sus servicios hasta convertirse en un centro deportivo , comercial y de ocio al más alto nivel.
Una de las principales ventajas de Lanzarote , además de su suave clima que permite disfrutar del mar todo el año, es el de haber sabido mantenerse a salvo de los excesos urbanísticos, conservando el estilo arquitectónico de la isla. Marina Rubicón respeta esta política de respeto hacia el entorno y se ha estructurado de tal forma que se asemeja a una aldea isleña , con sus callejones, sus fuentes, sus puentes, jardines, piscinas, creando un entorno por el que resulta un placer pasear e ir de compras, tomar una copa o disfrutar de una comida en un ambiente relajado y elegante. Tanto de día como de noche la animación es constante, mezclándose los visitantes llegados por tierra con los usuarios fijos de los amarres y los que están de paso, ya sea en su rumbo hacia el Caribe o en su periplo por el archipiélago.
Ya antes de empezar a construirse Marina Rubicón estaba destinado a convertirse en un referente único en la isla, combinando la prestación de los mejores servicios y más completos para los barcos con la mejor atracción y la máxima diversión para las tripulaciones y visitantes. Este objetivo se ha cumplido con creces ya que en Marina Rubicón se cuenta con servicio de marinería experimentada las 24 horas del día, al igual que vigilancia, disponiendo en el amarre de agua , electricidad, Internet y teléfono. Se puede contratar cualquier labor de mantenimiento o reparación, incluendo buzos y catering. Si la estancia en el puerto se prolonga, el listado de actividades se amplía con el paddle, el buceo y la vela en el ámbito deportivo, y con el siempre atractivo placer de disfrutar de la gastronomía.