ALEGACIONES AL PLAN DE GESTIÓN NATURA 2000

La Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Baleares publicó en el BOIB del 20 de octubre a exposición pública el proyecto de decreto que aprueba el Plan de Gestión Natura 2000 de la costa de Levante de Mallorca.

Tras revisarlo vimos que contenía disposiciones totalmente inaceptables, llegando a prohibir el fondeo sobre la arena según la eslora o lista de matriculación de la embarcación con la excusa (como siempre) de proteger la posidonia y el medio ambiente; una vez más sin mencionar para nada los vertidos contaminantes de los emisarios públicos y privados tan abundantes por aquella zona. Además, las únicas medidas de protección concretas que se adoptan en materia de protección ambiental en el mar consisten en limitaciones y prohibiciones de fondeo, incluyendo fondos de arena.

Ante estos hechos, los representantes de las diversas asociaciones relacionadas con la náutica de recreo, tras varias reuniones, acordamos presentamos un escrito de alegaciones conjuntamente basadas en las aportaciones hechas por los participantes. Entre otros motivos, entendemos que este proyecto vulnera la normativa estatal e invade competencias propias del Estado, de otras Consejerías del Gobierno de Baleares, e incluso de Ayuntamientos y consejo Insular.

Es muy importante parar estas restricciones de fondeo en el litoral balear antes de que sus consecuencias sean irreversibles y dificulten aún más la práctica de la náutica de recreo. Este proyecto debe leerse en conjunción con el estudio sobre capacidad de carga de los fondeos en Baleares desarrollado por Ports IB, cuya finalidad no es restringir esta actividad, sino determinar si la cantidad de embarcaciones de recreo que amarran en nuestros puertos y las que nos visitan pueden llegar a saturar nuestro litoral.

El estudio de Ports IB concluye que no, pero la tendencia de la Consejería de Medio Ambiente en estos últimos años ha sido la de criminalizar a la náutica de recreo acusándola de ser la responsable del deterioro de la posidonia y su ecosistema en Baleares, obviando la evidencia del daño que vienen causando en el medio marino desde hace décadas los vertidos de aguas residuales mal depuradas o sin depurar.

Mucho nos tememos que toda esta actividad vaya destinada no a proteger nuestro valioso ecosistema marino, sino a convertir nuestro litoral en un inmenso campo de boyas de pago, independientemente de cuál sea el fondo en el que estén asentadas las mismas.

Además, es preciso tener en cuenta que Baleares suele ser utilizada como “zona piloto” para ensayar limitaciones y restricciones a la navegación y el fondeo, por lo que nos tememos que este tipo de medidas y propuestas podría extenderse a otros puntos del litoral español.

Adjunto el texto final presentado para vuestro conocimiento. ALEGACIONES

Aprovecho la ocasión para transmitirte mi agradecimiento por tu apoyo a Anavre, y también mi más cordial saludo.



JAIME DARDER
PRESIDENTE DE ANAVRE